Lancelot

Era un caballero nacido en Bayona cerca de la frontera franco-española. Era hijo del rey Ban de Benwick y de su esposa Elena. Fue padre de sir Galahad.En su escudo se veían dos leopardos y su nobleza era proverbial por lo que era además del caballero más temido en el campo de batalla el más respetado incluso por sus enemigos.Caballero valiente, magnánimo, leal, generoso con sus amigos, encarnizado enemigo y el enamorado más puro del mundo.Caballero desdichado porque se vio atrapado entre el amor y el deber, intentó ser fiel a ambos pero con su caída arrastró el reino de Arturo.


Vayamos a su historia:


Su padre el rey Ban se vio envuelto en una guerra con un rey vecino, Claudas, que invadió el reino y obligó a huir al rey y a la reina. Cuando estaban huyendo, Ban volvió la cabeza y vio ardiendo su castillo desmayándose ante tal visión. La reina Elena dejó a su hijo, que se llamaba Galahad, solo un momento para atender al marido caído y apareció la Dama del Lago que raptó al niño.
 

Se le llamará desde entonces Lanzarote y del Lago por haber sido criado por la Dama del Lago. La Dama quería un hijo y al no poder tenerlo optó por raptar al más hermoso que encontró. Dama poderosa y rica tenía posesiones en Inglaterra y Francia ya que era natural del Continente. El niño fue criado en el palacio de la Dama aprendió con rapidez y demostró destreza con las armas. Se relacionó con sus primos Boores y Lionel y con un hermanastro llamado Héctor y cuando cumplió dieciocho años los cuatro se fueron a la corte del rey Arturo.

Una de las primera tareas que le encomendó Arturo fue traer a su novia, Ginebra, a Camelot para la boda. Será en este viaje cuando ambos comienzan a enamorarse. Después, entre otras hazañas, conquistará a las fuerzas oscuras un castillo llamado de la Guardia Dolorosa, que convertirá en su propio hogar y rebautizará como de la Guardia Gozosa.

Regresará a Camelot y ayudará a Arturo a sofocar la revuelta de Galehaut. Vivirá un episodio relacionado con una falsa Ginebra en el cual Lancelot devolverá a la verdadera Ginebra al rey. Pero ambos están ya totalmente enamorados y desde entonces la vida de Lancelot se convierte en una lucha con su conciencia entre su amor por la reina y sus obligaciones hacia su rey. En una continua búsqueda de maneras para alejarse de la corte y de la reina.

Un día que estaba cerca de la aldea de Carbonek, donde reinaba el rey Pelles, un grupo de aldeanos le llamó y le dijo que había una dama encerrada hacía cinco años dentro de la torre del castillo y que nadie había conseguido liberarla. Los aldeanos le acompañaron a la puerta del recinto y Lancelot entró. Vio a una doncella, apenas una niña, desnuda y sentada dentro de un recipiente cubierto de agua hirviendo. Sir Lancelot la cogió de la mano y ambos salieron de allí.


La niña le contó que Lady Morgana y la reina del Norte de Gales, por envidia la habían puesto allí mediante encantamientos, pues se decía que ella era la mujer más hermosa de aquellos lugares. Tan solo el mejor caballero del mundo podría liberarla del hechizo. La joven era Elaine (hija del rey Pelles, que era el guardián del Grial).
Los aldeanos le dijeron también que había cerca un dragón que los atormentaba y le pidieron que les acompañara al lugar donde se hallaba. Le llevaron ante la losa de una tumba donde se leía:

" Hasta aquí llegará un leopardo de sangre real que matará a la serpiente que vive bajo esta losa. El leopardo engendrará a un león que será el mejor caballero del mundo".

Lancelot consiguió matar también al dragón. El rey Pelles para celebrar ambos acontecimientos dio una gran fiesta en medio de la cual apareció de pronto una paloma que llevaba en el pico un incensario. Todo se impregnó de pronto de un maravilloso olor y ante cada comensal apareció el plato que más le apetecía. A continuación apareció una doncella con una copa en la mano. Todos se arrodillaron y elevaron plegarias al cielo. Al poco doncella y copa desaparecieron. Sir Lancelot no entendía nada hasta que el rey Pelles le explicó que lo que acababa de ver era el Santo Grial.

La princesa Elaine se había enamorado de Lancelot y se lo comunicó a una doncella suya que era en realidad una hechicera. La hechicera le dio un bebedizo que ella hizo tomar a Lancelot y este quedó a merced de la dama casándose con ella esa misma noche. Fueron después de la boda a unos aposentos preparados al efecto y privados de toda luz, pues para que el encantamiento tuviera efecto la oscuridad debía ser absoluta.


Cuando Lancelot despertó por la mañana lo primero que hizo fue abrir de par en par la ventana y al hacerlo desapareció el encantamiento, por lo que al mirar en el lecho y ver a Elaine no sabía a que atenerse. Elaine le contó lo sucedido y como Lancelot creía que su fuerza en el combate provenía de los votos de fidelidad, hechos tanto a su rey como a su reina, se sintió débil y desgraciado. En cuanto pudo regresó a Camelot abandonando a Elaine. A su tiempo llegó a Camelot la noticia de que Lady Elaine había tenido un niño al que llamó por el primer nombre de Lanzarote que era Galahad.


Al enterarse la reina Ginebra le llamó perjuro y traidor y a poco sir Lancelot partió de Camelot en una misión que duraría años. A su vuelta estaban esperándole su suegro, su esposa y su hijo pero a ninguno quiso ver encerrándose en una torre. Pero los comentarios malevolentes de los cortesanos no cesaron y la reina Ginebra que ya había olvidado todo lo sucedido volvió a enemistarse con él.

Lanzarote no pudo aguantar la situación sobretodo haber traicionado su amor por Ginebra e incumplido su voto de celibato. Huyó a los bosques donde pasó dos años privado de razón. Fue encontrado y cuidado por Elaine con la que regresó a su castillo de la Guarda Gozosa conviviendo con ella durante algún tiempo. Poco después emprendió la búsqueda del Grial. Llegó hasta la puerta de la capilla que lo guardaba pero una presencia angélica le hizo saber que su amor por la reina le impedirá seguir con la búsqueda por lo que volvió a Camelot.

Muchos caballeros murieron en el búsqueda del Grial y es en este momento cuando Mordred, el hijo ilegítimo de Arturo, comienza a poner en marcha sus planes para hacerse con el reino. Sorprende a Lancelot y a Ginebra en los aposentos de la reina en el momento en que ambos habían decidido dar por terminada su relación por el bien del reino y acusándolos de estar tramando la caída de Arturo, convenció al rey para que condenara a la reina a la hoguera y desterrara a Lancelot.

Lancelot rescató a la reina pero al hacerlo mató a dos hermanos de Mordred y de sir Gawain, provocando una guerra que acabó con la muerte de Gawain y con las noticias de que Mordred (que se quedó a cargo del reino mientras Arturo y Gawain iban a Francia a luchar contra Lancelot) ha usurpado el trono de Arturo y se ha coronado como rey de Bretaña. Arturo regresó a Inglaterra y luchó contra su hijo siendo herido gravemente y llevado a Avalon (o muriendo a causa de estas heridas según otras versiones).

Lancelot volvió a Inglaterra para ayudar a Arturo sin saber que había muerto. Enterado de todo, visita a Ginebra que había ingresado en un convento, y decidió convertirse en ermitaño. Su devoción por Ginebra fue absoluta y duró hasta la muerte. Será él quien recoja del convento el cadáver de Ginebra y lo entierre junto al cuerpo de Arturo. Enterrada su amada, él le sobrevivió sólo seis semanas ya que perdió el apetito y apenas bebía. Por la noche en lugar de dormir, deambulaba por los bosques o se pasaba horas enteras ante la tumba de la reina, hasta que estuvo demasiado débil para caminar.

Sintiendo su fin cerca, pidió a su amigo sir Bors, que cuando muriera le llevasen a uno de sus castillos, el llamado Guardia Gozosa y allí le sepultaran. Así se hizo.

Adaptación  Marian

06 de Diciembre del 2007

 

 
 
 

 

 

 

   
 

 

 
 

 

Diseñada el día  06 / 12/ 2007  y rediseñada el 22/10/ 2016. Terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de gráficos y/o textos.
MarianDesigns © 2016